Como ya comenté hace unos días, la semana pasada, tuve la suerte de compartir una mañana muy agradable, llena de risas y juegos, con Pau y sus padres. Fue todo un lujo ser testigo del pequeño mundo que han creado en su, sin lugar a dudas, feliz hogar. Aquí tenéis mi visión. Espero que os guste!   ...